Disney confirmó su primera película de animación con protagonistas lesbianas

Las presiones recibidas por la multinacional Disney para incorporar personajes LGTBI en sus películas han aumentado en los últimos tiempos. Un ejemplo es la campaña llevada a cabo a través de Twitter para que Elsa, de la exitosa Frozen, se convierta en la primera protagonista lesbiana de la factoría en la secuela que está previsto estrenar precisamente en 2018. El hashtag no deja lugar a dudas sobre la petición: #GiveElsaAGirlfriend, o sea que queremos una novia para Elsa.

Hay quien dice que las decenas de miles de retwitts han influido en la decisión de los directivos de Disney, pero la presión ha llegado desde diferentes sectores de lucha LGTBI. La “Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación” (GLAAD), presentó un informe en el que acusaba a Disney de no haber introducido ni un solo personaje homosexual en ninguna de las 11 películas producidas en los 2 últimos años y eso pese a la regularización del matrimonio igualitario en EEUU.

Así pues la factoría Disney habría cedido por fin a las reclamaciones del colectivo según ha declarado su vicepresidente Thomas O. Staggs ante los medios de comunicación la semana pasada. De sus palabras no puede extraerse nada concreto respecto a sí se trataría de Elsa o de algún otro protagonista, pero sí ha afirmado que incorporarían o bien un personaje homosexual o una princesa lesbiana.

Puede parecer un capricho del colectivo LGTBI el hecho de forzar a una compañía como Disney a presentar protagonistas homosexuales, pero se trata de una reivindicación largamente sostenida y de peso para el futuro. A fin de cuentas estamos hablando de modelos sociales, de modelos emocionales, de conductas, de educar en la diversidad y de modelos familiares diversos. Hasta la fecha Disney se ha limitado a ofrecer un único modelo familiar, ya se tratara de humanos, de peces o de pingüinos: el de la familia mononuclear formada por un hombre, una mujer y su descendencia y eso tenía que cambiar si la compañía pretende ser un reflejo real de la sociedad.

Los roles de género, el concepto binario y heterosexual imperan en el modelo que se transmite a los niños y a eso se le llama lavado de cerebro porque, realmente, no se les está mostrando todo aquello que a nivel emocional, sexual o social existe.

En consecuencia si queremos crear un futuro en el que nos veamos libres del concepto género y del modelo único, si queremos una sociedad libre, diversa e integradora, nuestros hijos deben interiorizar los nuevos modelos de relación y de familia. Y, sinceramente, ¿cómo se logra eso con los niños, con documentales o con películas de Disney? (Fuentes: somosanonymous.com)

Fuente: Disney confirmó su primera película de animación con protagonistas lesbianas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s