A diez años, ¿nunca más el Día del Nunca Más?

Hay quienes aprovechan este 19 de Junio para celebrar el Día del Abuelo. Otros conmemoran el natalicio de José Artigas, algunos acompañan la Jura de la bandera y, desde hace diez años, el Estado recuerda el Día del Nunca Más. Pero esta última rememoración, paradójicamente, parece haber quedado en el olvido. ¿A que intereses se responde cuando se dejan de buscar restos en los batallones y se impulsa con tanta vehemencia la nueva agenda de derechos basados en los dictados de la ideología de género?

La agenda oficial de la Presidencia de la República anuncia para hoy un acto conmemorativo del 253º aniversario del natalicio de Artigas, pero no dice nada respecto al Día del Nunca Más. La fecha había sido decretada tras un Consejo de Ministros de diciembre de 2006, durante el primero gobierno de Tabaré Vázquez, y comenzó a regir desde 2007.

“Debe ser el día del compromiso a que nunca más sucedan hechos de intolerancia y violencia entre los uruguayos”, había argumentado el presidente Vázquez tras la polémica generada por entonces. Los grupos defensores de los Derechos Humanos reclamaban que al “Nunca Más” le suceda “Terrorismo de Estado”. Militantes de derecha, como el entonces legislador Daniel García Pintos, justificaban en cambio que “se trata de un invento”.

 

De aquellos derechos a estos derechos

 

Lo increíble es que estos temas han quedado fuera del discurso y la acción. En los últimos años de la izquierda en el gobierno ha emergido una nueva agenda de derechos y Uruguay ha sido “reconocido” a nivel internacional por avanzar en esta dirección. Esto ha sucedido fundamentalmente a través de la aprobación de la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo, la Ley de Matrimonio igualitario y la Ley de regulación del mercado de Marihuana. Además en 2007 se aprobó la Ley de Unión concubinaria, en 2009 la de Derecho a la identidad de género y al cambio de nombre y sexo en documentos identificatorios y se reformó el Código de la Niñez que permitió a parejas homoparentales en concubinato adoptar. Claramente se fue conformando una nueva agenda de derechos orientados fundamentalmente a combatir la desigualdad de género. La excepción a esto es la norma que regula y controla la marihuana, una propuesta que emergió del Poder Ejecutivo dentro de un planteo asociado a mejorar supuestamente la seguridad interna y cuyos efectos están siendo lamentables. ¿A que intereses responden tales iniciativas? ¿Porque ex- presos políticos dejan de tener como prioridad la búsqueda de los responsables de las violaciones a los DDHH y se centran en estos nuevos objetivos?

Tristes eventos de nuestro país, en los cuales hubieron responsabilidades compartidas. Subrayamos las palabras de uno de nuestros ex presidente Lacalle, quien hace poco al referirse al pasado reciente, dijo: “La guerrilla tupamara destrozó la democracia. Provocó la infame dictadura militar y hubo represión. Yo fui detenido” dijo apuntando a la incidencia que tuvo el accionar guerrillero en la posterior represión que se vivió en Uruguay… nos preguntamos entonces ¿No se habla más de nunca mas?

 

¿Que ocurrió con el Nunca Más?

 

Durante el primer año de rememoración, algunos líderes políticos, de distintos sectores, acompañaron a Vázquez en la entrega de un arreglo floral. El acto no contó con el apoyo de todos los sectores del Frente Amplio. Al año siguiente, el presidente no pudo ir y, en su lugar, participó el vicepresidente Rodolfo Nin Nova. No hubo discursos para “no agitar las aguas”. La tradición continuó hasta que asumió José Mujica. Y fue siendo excluida de la agenda, en silencio.

“La fecha no ha tenido la continuidad que merecía en el gobierno de Mujica”, dijo Felipe Michelini, coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia. Pero, reconoció, el decreto que creó el grupo que él mismo dirige “no menciona expresamente el 19 de Junio”.

En su momento, Vázquez buscó la reconciliación de la sociedad uruguaya. Según Michelini este es un valor que debe buscarse, pero en base a la verdad. “Hay que dar vuelta la página pero, para hacerlo, hay que leerla una y mil veces”.

 

La dictadura es el evento histórico que más ha marcado a los uruguayos, según una investigación de la demógrafa Mariana Paredes. Le siguen los atentados del 11 de setiembre de 2001 y la crisis económica del año 2002.

El estudio de Paredes, replicado en 2012 y 2016, demuestra que la dictadura siempre se ha mantenido como el hecho más mencionado, sobre todo por el peso que tiene entre los mayores de 50 años. La reapertura democrática, que fue considerada como un ítem aparte, cobra fuerza también entre los adultos de 35 a 39 años.

Entre los menores de 25 años, la dictadura ni siquiera figura en el ranking. En cambio, sí aparecen hecho vinculados al fútbol, el primer gobierno del Frente Amplio y la crisis de 2002. Por eso, Michelini sugirió que “es necesario terminar con la cultura de la impunidad y cultivar los valores de verdad, justicia y nunca más”.

Fuente: A diez años, ¿nunca más el Día del Nunca Más?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s